Contenedor marrón: restos de alimentos y otros residuos orgánicos

Cada día generamos una gran cantidad de residuos orgánicos en nuestros hogares: restos de comida, plantas, papel de cocina... Toda esta materia orgánica podemos transformarla en abono (compost) para nuestros campos y jardines.

Contenedor con acceso individualizado

Para conseguir un reciclaje de materia orgánica de calidad, se han instalado contenedores que tienen acceso individualizado: se abren mediante la Tarjeta Municipal Ciudadana (TMC) o con aplicación móvil.

Así, intentamos que el contenedor se utilice mejor, para que no se echen plásticos, vidrios y metales, se utilicen bolsas compostables y, en consecuencia, consigamos un residuo de mejor calidad y más aprovechable.

¿Cómo se utiliza?

Es necesario tener la Tarjeta Municipal Ciudadana (TMC). Puedes abrir el contenedor de dos maneras:

  1. Acerca tu tarjeta al lector. Ver vídeo(Ouvre une nouvelle fenêtre).
  2. Con tu móvil. Ver vídeo(Ouvre une nouvelle fenêtre)
    Para abrir el contenedor con tu móvil, tienes que descargarte la aplicación "Ireki" (para Android(Ouvre une nouvelle fenêtre) o iPhone(Ouvre une nouvelle fenêtre)) y darte de alta con tu Tarjeta Municipal Ciudadana.

Si no tienes la Tarjeta Municipal Ciudadana:

  • Si eres particular: consulta cómo obtenerla.
  • Si eres una empresa: solicítala en la Oficina de Atención Ciudadana de San Martín, u online a través del Registro electrónico.

¿Qué depositar en el contenedor marrón?

  • Restos de comida y de plantas (jardinería). SIN pegatinas ni plásticos.
  • Papel absorbente de cocina y servilletas de papel.
  • Posos y filtros de café, y bolsitas de infusiones (sin grapa).
  • Tapones de corcho.
  • NO excrementos de animales.
  • Tratar de utilizar bolsas de basura biodegradables.

¿Por qué es importante reciclar la materia orgánica?

Porque conseguimos producir compost, un producto que sirve como regenerador del terreno en agricultura y jardinería, para la restauración ambiental de áreas degradadas o en las obras públicas, de manera que:

  • Conseguimos generar abono de calidad, compost, cerrando el ciclo de la fracción orgánica.
  • Reducimos los residuos que van al vertedero sin reciclarse.
  • Evitamos riesgos de contaminación en el entorno.
  • Disminuimos las emisiones de gases de efecto invernadero, contribuyendo a la lucha contra el calentamiento global.

Si l'information de la page ne correspond pas à vos besoins informatifs, faites-en la demande à travers la Boîte du Citoyen.