OMIC - Arbitraje de Consumo

¿Qué es el Arbitraje de Consumo?

El Arbitraje de Consumo es la vía extrajudicial, de carácter vinculante y ejecutivo entre las partes que permite resolver las controversias que puedan surgir entre las personas consumidoras o usuarias y quien vende o presta un servicio, en relación a los derechos legal o contractualmente reconocidos a éstos.

Únicamente pueden ser reclamantes las personas consumidoras.

VENTAJAS PARA LAS PERSONAS CONSUMIDORAS Y EMPRESA DEL ARBITRAJE:

  • imparcial: quienes dictan el laudo actúan con independencia, imparcialidad y confidencialidad.
  • voluntario: sólo procede cuando ambas partes, persona consumidora, y empresa manifiestan su voluntad de resolver una controversia de consumo a través del arbitraje.
  • vinculante y ejecutivo: las partes están obligadas a aceptar y cumplir el laudo arbitral. En caso de incumplimiento del laudo, las partes pueden exigir su ejecución como si se tratara de una sentencia.
  • gratuito: la empresa y la persona consumidora no deben pagar nada por solicitar dichos servicios.

[subir]

Tipos de Arbitraje

Arbitraje en equidad.

Se adoptan las decisiones analizando los hechos y adoptando la solución más razonable, según el leal saber y entender de los órganos de arbitraje. No es necesario, a excepción de los/as árbitros acreditados a propuesta de la Administración que estas personas sean licenciadas en Derecho.

La mayoría de los arbitrajes se realizan en equidad.

Arbitraje en Derecho

En el arbitraje en derecho, el órgano arbitral debe resolver teniendo en cuenta estrictamente las normas y disposiciones legales. La persona que presida el colegio arbitral y aquéllas que sean que designadas por las asociaciones de consumidores y usuarios y por las organizaciones empresariales o profesionales deberán ser licenciadas en Derecho.

Se realizará un arbitraje en derecho cuando se soliciten por las dos partes en litigio.

[subir]

Organización del Sistema Arbitral de Consumo

Junta Arbitral de Consumo de Vitoria-Gasteiz

Dirección

Pintor Teodoro Dublang 25 bajo - 01008 Vitoria-Gasteiz

Teléfonos

945 16 12 40
945 16 19 86

Correo electrónico

omic@vitoria-gasteiz.org

Funciones

Entre las funciones que deben desarrollar las Juntas Arbitrales destacan:

.- Fomentar el arbitraje entre empresas o profesionales, y las personas consumidoras.

.- Impulsar gestionar los procedimientos arbitrales de consumo.

.- Poner a disposición de las personas consumidoras formularios de solicitud de arbitraje, contestación, aceptación, ofertas públicas de adhesión.

Composición

Su composición es la siguiente, siendo designados por la Administración de la que dependa la Junta:

.- Presidencia

.- Secretario/a , que garantiza el funcionamiento administrativo y será responsable de las notificaciones de los actos.

[subir]

Órganos arbitrales

Árbitros únicos:

Para agilizar el procedimiento, las partes pueden acordar que se nombre un único árbitro.

El/la árbitro único será designado/a entre aquellos acreditados propuestos por la Administración Pública, salvo que las partes, de común acuerdo, soliciten por razones de especialidad que dicha designación recaiga en otro/a árbitro/a acreditado/a.

Las partes pueden oponerse a la designación de un/a árbitro único, en cuyo caso se designará un colegio arbitral.

En el Ayuntamiento de Vitoria - Gasteiz, se deciden por árbitro único, las controversias relativas a telecomunicaciones por un importe inferior a 300 euros.

Colegio arbitral

Está formado por tres personas:

  • presidente/a, persona al servicio de la Administración Pública, con licenciatura en Derecho.
  • vocal, a propuesta de las asociaciones de consumidores y usuarios
  • vocal, a propuesta de las organizaciones empresariales o profesionales.

La designación de los/as árbitros se realizará por la Presidencia de la Junta Arbitral, por turno entre los que figuren en la lista de árbitros acreditados ante la Junta Arbitral de Consumo.

[subir]

Procedimiento arbitral de consumo

1º. Solicitud de Arbitraje

Las personas consumidoras y usuarias presentarán por escrito la solicitud de arbitraje.

Subsanación de la documentación

Si la solicitud no reuniera los requisitos mínimos, se requerirá a la persona reclamante para su subsanación en un plazo que no podrá exceder de 15 días. En caso de que no se subsane se le tendrá por desistida de la solicitud, procediéndose al archivo de las actuaciones.

2º Admisión a trámite

Presentada la solicitud, se decidirá por la presidencia de la Junta Arbitral la admisión o inadmisión a trámite, notificándose a la empresa reclamada.

El plazo máximo para dictar y notificar la resolución será de tres meses desde que se interpuso. Transcurrido este plazo sin que recaiga resolución, se podrá entender desestimado el recurso.

La resolución sobre la admisión o inadmisión de la solicitud de arbitraje podrá ser recurrida ante la Comisión de la Junta Arbitral de Consumo en el plazo de 15 días desde la notificación del acuerdo.

3º. Iniciación del procedimiento

En el caso de que la solicitud se admita a trámite:

A.- Si la empresa está adherida al Arbitraje, la presidencia de la Junta acordará la iniciación del procedimiento arbitral y ordenará su notificación a las partes. Se invitará a las partes a alcanzar un acuerdo a través de la mediación previa.

B.- Si la empresa no está adherida al Arbitraje, la Junta le comunica la solicitud y le otorga 15 días para que responda si acepta someterse al arbitraje o a la mediación previa o no. Si la acepta el proceso sigue. Si no se acepta por la empresa, se archiva la solicitud comunicándolo al reclamante.

Admitida la controversia, la empresa podrá formular en el plazo de 15 días las alegaciones que estime oportunas para hacer valer su derecho, y presentar los documentos que estimen pertinentes o proponer las pruebas de que intente valerse.

4º Audiencia ante el órgano arbitral

Las partes serán citadas a la audiencia con suficiente antelación. En el acto de audiencia se dará la palabra a las partes, que podrán hacer las alegaciones que correspondan y podrán presentar las alegaciones y pruebas que estimen precisas para hacer valer su derecho. De la audiencia se levantará acta. Los miembros del órgano arbitral podrán hacer las preguntas que consideren convenientes a las partes en conflicto.

5º Práctica de la prueba

El órgano arbitral resolverá sobre la aceptación o rechazo de las pruebas propuestas por las partes, proponiendo en su caso, de oficio la práctica de pruebas complementarias que se consideren imprescindibles para la solución de la controversia.

Serán admisibles como prueba los medios de reproducción de la palabra, sonido y la imagen, así como los instrumentos que permitan archivar y conocer o reproducir palabras, datos, cifras y otras operaciones relevantes para el procedimiento.

El acuerdo del órgano arbitral sobre la práctica de la prueba será notificado a las partes con expresión de la fecha, hora y lugar de celebración, convocándolas a la práctica de aquéllas en las que sea posible su presencia.

Falta de comparecencia o inactividad de las partes

Con carácter general, la no contestación, inactividad o incomparecencia injustificada de las partes en cualquier momento del procedimiento arbitral, incluida la audiencia, no impide que se dicte el laudo, ni le priva de eficacia, siempre que el órgano arbitral pueda decidir sobre la controversia con los hechos y documentos que consten en la demanda y contestación, si ésta se ha producido.

El silencio, la falta de inactividad o la incomparecencia de las partes no se considerará como allanamiento o admisión de los hechos alegados por la otra parte.

6º Laudo

Cuando el órgano arbitral esté integrado por tres árbitros, el laudo arbitral se adoptarán por mayoría. En caso de no existir acuerdo de la mayoría decidirá la presidencia.

  • Si durante las actuaciones arbitrales, las partes llegan a un acuerdo que ponga fin, total o parcialmente, al conflicto, el órgano arbitral archivará las actuaciones con respecto a los puntos acordados, incorporando el acuerdo adoptado al laudo.

El plazo para dictar laudo será de seis meses desde el día siguiente al inicio del procedimiento arbitral.

Si las partes llegan a un acuerdo conciliatorio en todos los aspectos del conflicto, una vez iniciadas las actuaciones arbitrales, el plazo para dictar el laudo conciliatorio será de quince días desde la adopción del acuerdo.

En el caso de incumplimiento de laudo, se puede pedir la ejecución ante el Juzgado de Primera Instancia del lugar donde se haya dictado. Contra el laudo no hay segunda instancia ante los tribunales ordinarios.

La Ley sólo prevé la posibilidad de un recurso extraordinario del laudo y de ejercer la acción de anulación por motivos tasados.

Corrección o aclaración del laudo.- Dentro de los diez días siguientes a la notificación del laudo cualquiera de las partes, podrá pedir al Órgano Arbitral que corrija cualquier error de cálculo, de copia, tipográfica o similar o que aclare algún concepto oscuro o el complemento del laudo respecto de peticiones formuladas y no resueltas.

[subir]

Adhesión a la Junta Arbitral de Consumo

Las empresas pueden participar en el Arbitraje de Consumo mediante la aceptación en cada caso particular del arbitraje propuesto por una persona consumidora o mediante la cumplimentación del impreso de oferta pública de adhesión En dicha oferta se expresará si se opta por el arbitraje en derecho o en equidad, el plazo de validez de la oferta, y si acepta la mediación previa.

[subir]

Information concernée

Si l'information de la page ne correspond pas à vos besoins informatifs, faites-en la demande à travers la Boîte du Citoyen.