AMVISA - Nuestra empresa - Datos significativos del servicio - Calidad del agua

laboratorio 1

CUMPLIENDO LAS NORMATIVAS

Desde el año 2004 AMVISA ha sido nombrada Unidad de Control y Vigilancia de la calidad del agua para todas las localidades a las que abastece de agua en baja.

Se realiza la distribución y vigilancia del agua en tres zonas de abastecimiento: Vitoria, Gorbea y Ullibarri-Olleros. En 2012 se añade la Zona de Abastecimiento de Mandojana (Legarda, Gereña, Artaza de Foronda y Mandojana).

Para llevar a cabo este cometido dispone de un laboratorio equipado con el instrumental necesario y dotado por personal cualificado para realizar los controles de agua que garanticen la potabilidad de la misma (acreditación ISO 17.025).

Siguiendo las normativas actualmente vigentes (RD 140/03, Decreto 178/02 de Gobierno Vasco y Directrices para la Elaboración de los programas de control y Vigilancia de los abastecimientos de la CAPV), se elabora un programa de control para los municipios de los que somos Unidad de Control y Vigilancia.

Los resultados del control realizado se envían al Departamento de Sanidad a través del sistema informático EKUIS.

Desde final del 2007 estos datos están disponibles al ciudadano en la página web:

http://www.osakidetza.euskadi.net/r85-cksalu10/es/j15aWar/analisis.do?method=buscarDatosAnaliticos(Se abre en una ventana nueva)

Para más información, ver el apartado "Tipo de agua" y la Memoria Anual de AMVISA.

laboratorio 2

ASEGURANDO LA VERACIDAD DE LOS RESULTADOS

Para demostrar la fiabilidad de los resultados obtenidos en los análisis, el laboratorio de AMVISA ha demostrado su competencia técnica en la realización de análisis físico-químicos y microbiológicos, obteniendo la acreditación nº447/LE963 emitida por ENAC, conforme a los criterios recogidos en la Norma UNE-EN ISO 17025, revalidada con la última reevaluación de ENAC de Enero de 2014.

Política de Calidad en AMVISA

Descripción: http://www.amvisa.org/es/fotos/1107es

BUSCANDO LA SATISFACCIÓN DEL USUARIO

Las pocas quejas que recibimos en cuanto a la calidad del agua tienen que ver con la percepción organoléptica de la misma.

Por ello ya desde 2004 se refuerza mediante controles organolépticos (olor y sabor) del agua, o análisis sensorial, por medio de un panel de catadores que analizan el sabor y olor del agua, cuyos indicadores nos ayudan a reforzar los distintos tratamientos en la ETAP.

TRABAJANDO EN LA PREVENCIÓN

Más allá de lo exigido por las normativas, realizamos una vigilancia especial en las captaciones de AMVISA, principalmente en el embalse de Ullibarri, con un seguimiento y control de:

  1. evolución de metales mayoritarios (hierro y manganeso) que puedan originar alteraciones en la calidad del agua,
  2. presencia de protozoos patógenos,
  3. evolución de micro-algas y sus toxinas y detección de toxicidad inespecífica (mediante proyectos I+D),
  4. estamos presentes en la comisión interinstitucional que vigila la aparición y evolución del mejillón cebra en el País Vasco.

Además de esta vigilancia, se ha realizado un estudio para adecuar los tratamientos en la ETAP ante la llegada de nuevos contaminantes.

COLABORANDO EN LA FORMACIÓN DE NUEVOS PROFESIONALES

Existen convenios de colaboración, tanto con la UPV como con centros de Formación Profesional, en el marco de los cuales acogemos a estudiantes a los que se facilita una formación práctica.

PREGUNTAS FRECUENTES

1- Dureza del agua

Una de las preguntas más frecuentes de los consumidores es la dureza del agua, dato cada vez más solicitado en la instalación de los nuevos lavavajillas para fijar la programación del mismo, de acuerdo con la calidad del agua a utilizar.

La dureza o TH del agua representa la cantidad de iones Calcio y Magnesio contenidas en el agua, es un dato que se puede dar en distintas escales. La del agua de la red de Vitoria es de tipo medio, y su valor numérico, según la escala, es el siguiente:

Dureza del agua
Grados Franceses HF o FH Ppm Carbonado Cálcico Grados Alemanes dH
Dureza del agua red de Vitoria-Gasteiz 7 - 15 120 - 140 7 - 8

2- ¿Se puede beber agua del grifo con confianza?

Realizamos controles en continuo tanto en el tratamiento como en la red de distribución, asegurando que, hasta las acometidas al usuario, el agua cumple con todas las garantías sanitarias.

3 - ¿Qué pasa cuando sale turbia?

En ocasiones, por cortes de agua o reparaciones o renovaciones en la red de distribución, sale agua turbia. Hay que dejar correr hasta que el agua salga transparente. No es recomendable consumirla hasta entonces.

4- ¿Se debe utilizar el agua del grifo para preparar biberones?

Sí, además está recomendado por pediatras, ya que lleva un control analítico exhaustivo y en continuo con todos los parámetros para vigilancia de la salud.

5- ¿Cómo evitar el sabor a cloro?

Es inevitable un cierto sabor a cloro en el agua, pues asegura la desinfección de la misma. Hay personas más sensibles a este sabor. Este sabor se acentúa sensiblemente en épocas de verano cuando el agua está a una temperatura ligeramente superior. Se recomienda llenar una jarra de agua (recomendable de vidrio) y dejar destapada en la nevera. De esta manera se evapora el cloro, que ya ha realizado su misión.

6- El agua sabe o huele mal. ¿Por qué?

En ciertos edificios existen depósitos domiciliarios que bien por mal uso o bien por un incorrecto mantenimiento, provocan que el agua almacenada adquiera malos olores y sabores.

Investigue en su comunidad y sigua las recomendaciones de la página principal.

7- Comparación de agua de grifo con las principales aguas minerales

Comparación de agua de grifo
Parámetros salinos Red Vitoria Fontvella Lanjaron Solan de Cabras
Conductividad (uS/cm a 20ºC) 301.52 294 204 290 
Cloruros (mg/l) 16.07 16.2 7.9
Sulfatos (mg/l) 17.85 13.2 4.8 5.2
Calcio (mg/l) 55.82 16.4 17.3 21.3
Magnesio (mg/l) 4.15 9.7 8.8 25.1

8- ¿Puedo solicitar un análisis de agua particular?

Los particulares pueden hacer una solicitud de análisis de agua.

Información relacionada

Si la información de la página no responde a sus necesidades informativas, solicítela a través del Buzón ciudadano.