Finalizan las siembras y plantaciones del proyecto Mendebaldea Fase III (entorno de Aríñez)

Noticia publicada el 17 de enero de 2022

La restauración del entorno de Ariñez, correspondiente a la Fase III del Proyecto Mendebaldea que comenzó en 2020, ha finalizado en diciembre de 2021 tras concluir las obras de revegetación. En esta última etapa del proyecto se han realizado labores previas de preparación del terreno y la posterior instalación de la vegetación.

El establecimiento de la vegetación, ejecutado entre los meses de septiembre y diciembre de 2021, se realizó estableciendo varios grupos diferenciados de vegetación adaptados a las condiciones del terreno. Así, sumando un total de 12.506 plantas se establecieron masas boscosas de encinar (3.336 plantas) en los bordes del parque con vías de comunicación, quejigal (2.652 plantas) en la cima los montículos interiores, matorral (1.800 plantas) en zonas de ladera y bosque de ribera (378 plantas) junto a charcas y vaguadas.

Una plantación realizada al lado de una de las charcas del entorno.

Por otro lado, se efectuaron plantaciones lineales para las cuales se establecieron previamente acolchados plásticos y se plantaron 4 tipos de setos con distintas especies: seto arbustivo (2.325 plantas) como separación entre pradera y bosque, seto aromático (1.275 plantas) junto a los caminos, seto de ribera (340 platas) en zonas húmedas y setos de fitorremediación (400 plantas) de chopos y sauces en zonas de suelos que habían sufrido contaminación. Además, se instalaron 700 plantas arbustivas y aromáticas en las motas del aparcamiento de entrada.

Acolchados plásticos para el establecimiento de setos de fitorremediación (chopos y sauces).

Por último, como arbolado de talla, se instalaron 126 olmos y 36 frutales en el camino principal, cedidos respectivamente por el Ministerio de Agricultura (programa Olmos Vivos) y la Red de Semillas de Euskadi en su programa para preservar las variedades autóctonas.

Setos y árboles instalados al lado del camino principal).

En cuanto a las siembras, en las zonas de terreno natural se respetaron las praderas existentes, estableciendo cultivo mixto de alfalfa y lolum (cultivo restaurador) en suelos degradados, y por otro lado, una mezcla de pradera rústica de fitorremediación en suelos contaminados.

Con esta actuación concluye la obra de Recuperación Ambiental del Entorno de Aríñez, con una extensión aproximada de 10 hectáreas. Posteriormente, se llevarán a cabo labores de mantenimiento para los dos próximos años para garantizar el correcto arraigo de la vegetación.

Información relacionada

Tu opinión nos importa

Ayúdanos a mejorar. ¿Te ha resultado útil esta información?

Si quieres también puedes hacernos llegar tus comentarios.
Es necesario que te identifiques.

Los campos marcados con asterisco son obligatorios.