Plan de calor - Recomendaciones del Ayuntamiento

Ante la previsión de episodios de temperaturas elevadas, por los efectos negativos que pueden tener en la salud, desde el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz te recomendamos tomar precauciones.

1. ¿Qué efectos puede producir el calor en nuestro cuerpo?

El calor puede causar deshidratación, agotamiento, calambres y golpes de calor. Presta especial atención a los síntomas:

Síntomas

El agotamiento por calor se manifiesta con fiebre menor de 40 °C, dolor de cabeza, cansancio, náuseas, mareo, piel fría pálida y húmeda, sudoración intensa, pulso rápido y débil, fatiga, mareo y calambres musculares. Si no se trata adecuadamente puede progresar a un cuadro de golpe de calor.

¿Cómo actuar?

Afloja y aligera la ropa, bebe agua a sorbitos, busca y permanece en un lugar fresco, baja la temperatura con agua o paños fríos y busca atención sanitaria si aparecen vómitos, empeoran los síntomas y duran más de 1 hora, y en caso de enfermedades crónicas.

Síntomas

El golpe de calor se manifiesta con náuseas, vómitos, dolor de cabeza, piel caliente y enrojecida, aumento de la temperatura corporal por encima de 40ºC, inestabilidad al andar, mareos.

En casos más graves: pueden llegar a aparecer convulsiones, cambios del comportamiento, alteración de la conciencia,o desmayo. Llama al 112, ya que esto constituye una emergencia.

¿Cómo actuar?

Lleva a la persona a un lugar fresco, ayuda a bajar la temperatura con agua o paños fríos y no administrar nada de beber.

2. Consejos y recomendaciones

Hidrátate, usa ropa ligera, evita el sol directo y apuesta por lugares frescos. Y además:

Hidrátate

  • Bebe agua de manera frecuente aunque no tengas sed, te ayudará a recuperar las pérdidas de agua por el sudor.
  • Evita consumir bebidas que contengan cafeína, alcohol o demasiado azúcar. No calman la sed y te hacen perder más líquidos corporales.
  • Consulta al personal sanitario si te han limitado la cantidad de líquido que puedes beber, o te han recetado diuréticos.

Alimentación

  • Aumenta el consumo de ensaladas, verduras y frutas para reponer las sustancias que se pierden por el sudor
  • Evita las comidas grasas y demasiado abundantes, puesto que dificultan la adaptación al calor.

En casa

  • Cierra las ventanas y baja las persianas sobre las que de el sol.
  • Aprovecha los momentos de menos calor para ventilar y refrescar la casa.
  • Si tienes mucho calor, dúchate, báñate o refréscate cara y manos. Los abanicos, los ventiladores, etc. también pueden ayudarte a sobrellevar el calor.
  • Durante las horas de más calor, procura quedarte en casa siempre que puedas.

Al aire libre

  • Usa ropa holgada, ligera, fresca y de colores claros.
  • Utiliza sombrero, gorro, gafas de sol y protector solar de factor alto. Recuerda que la crema solar debe aplicarse cada dos horas.
  • Busca la sombra en todo tu trayecto. Aprovéchate de la red de Refugios climáticos y rutas confortables de Vitoria-Gasteiz.
  • Usa calzado cómodo, ancho y fresco. Ten en cuenta que los pies se hinchan con el calor y que pueden aparecer rozaduras (prestar especial atención en personas con diabetes Mellitus, enfermedades circulatorias, etc. ya que dichas heridas pueden tardar mucho en curarse).
  • Si necesariamente tienes que trabajar a pleno sol, usa sombrero o gorro y utiliza ropa ligera muy transpirable. Bebe abundante agua, de 2 a 4 vasos de agua fresca por hora.
  • Asegúrate de que ninguna persona ni animal se quede en un vehículo estacionado y cerrado, aunque esté a la sombra.

Si vas a salir a entrenar al exterior

  • Evita practicar actividad física en el exterior de 12h a 17h. Es mejor practicarla en la primera hora de la mañana o por la tarde-noche.
  • Cuando el nivel de riesgo sea naranja o rojo, y tengas previsto realizar una actividad física intensa, valora suspender o aplazar los entrenamientos o la actividad física intensa.
  • Si finalmente decides practicar actividad física, hazlo en grupo. Evita realizar actividades de alta intensidad en solitario. Ejercítate en grupo.
  • Saber detectar los síntomas de que el calor nos está pasando factura, el cuerpo nos envía algunas señales, como fatiga, mareo, piel caliente y seca, confusión, desorientación, calambres musculares…
  • Las personas con enfermedades crónicas (enfermedades cardiovasculares, obesidad…) deben consultar con antelación con su médico para evaluar si su medicación o su condición física requieren algún cuidado especial al planificar su entrenamiento.

Equipación adecuada

  • Trata de entrenar a cubierto, pero si lo haces en el exterior, aplícate crema protectora adecuada a tu piel, resistente al agua, en la cara, brazos y piernas y repite la aplicación.
  • Protégete. Utiliza ropa cómoda transpirable, ancha y de colores claros, deportivas adecuadas, utilizando gorras, sombreros así como gafas homologadas.

Durante el entrenamiento

  • Exígete menos. Adapta tu entrenamiento y tu ritmo a las altas temperaturas, ya que es fundamental reducir la intensidad y duración de la actividad.
  • Mantente hidratado/a, aumenta los líquidos (agua, zumos, bebidas isotónicas etc.) durante y después de la práctica deportiva, aunque no tengas sed. Lleva agua siempre contigo.
  • Refréscate frecuentemente con agua en cara, manos y en la nuca.
  • Busca y descansa en lugares frescos y a la sombra de vez en cuando, cuando se necesite para recuperarte y enfriarse. Escucha tu cuerpo.
  • Recuerda iniciar con ejercicios leves y simples y finalizar con estiramientos. El cuerpo debe adaptarse poco a poco.

Los perros y los gatos son muy vulnerables a las altas temperaturas porque, a diferencia de las personas, no tienen glándulas sudoríparas para eliminar el calor, lo hacen con el jadeo, y a través de las almohadillas de las patas y las zonas que tienen poco pelo como el vientre.

  • Que tengan agua fresca y limpia disponible todo el tiempo, y protegida del sol para que no se caliente. Limpiar los bebederos.
  • Que dispongan de un espacio amplio y bien ventilado con una sombra fresca.
  • Sacar a pasear al perro en horas de menos calor, a primera y última hora del día, y evitar que haga mucho ejercicio.
  • Llevar siempre un bote con agua para hidratar a tu perro durante los paseos.
  • No dejes NUNCA a tu perro o gato dentro del vehículo esperando, ni siquiera con las ventanas abiertas.
  • Reconocer las señales que da el animal cuando tiene calor.
  • Presta especial atención a bebés y a niñas y niños pequeños, personas mayores y personas con enfermedades que puedan agravarse con el calor y la deshidratación como, por ejemplo, las enfermedades cardíacas.
  • Nunca expongas directamente al sol a bebés de menos de 6 meses.
  • Intenta visitar, al menos una vez al día, a las personas mayores que viven solas o son dependientes ya que pueden tener dificultades para adoptar las medidas protectoras.
  • Mantén tus medicinas en lugar fresco, el calor puede alterar su composición y sus efectos.

3. Riesgos de las temperaturas muy altas

Umbrales de impacto de las temperaturas en la salud :
Nivel amarillo Nivel naranja Nivel rojo
Temperaturas altas extremas Igual o superior a 34º Igual o superior a 37º Igual o superior a 39º
Temperaturas altas persistentes (≥ 17º - ≥ 33º) 1 o 2 días 3 o 4 días 5 días o más

Riesgos

Las temperaturas muy altas pueden provocar deshidratación severa, golpes de calor, fallos orgánicos, y empeorar condiciones médicas preexistentes, aumentando el riesgo de mortalidad:

Las temperaturas máximas anormalmente altas suponen un riesgo en especial para:

  • Niñas y niños menores de 4 años
  • Mujeres embarazadas
  • Personas mayores
  • Personas con enfermedades crónicas: enfermedades cardiovasculares y/o cerebro vasculares, respiratorias, mentales, renales, diabetes mellitus, obesidad mórbida, peso excesivamente bajo, pacientes terminales, pacientes inmovilizados…
  • Personas con enfermedades previas
  • Personas que consumen ciertos medicamentos (diuréticos, neurolépticos, anticolinérgicos, tranquilizantes…)
  • Personas que consumen alcohol u otras sustancias
  • Personas con movilidad reducida
  • Personas deportistas
  • Personas que trabajan al aire libre o realizando esfuerzos físicos
  • Personas con comportamientos inadecuados que descuidan las medidas de protección (falta de hidratación, exposición excesiva al sol directo...)

Además existen otros factores de riesgo como los ambientales, los sociales o los laborales que igualmente pueden afectar a la salud:

  • Aislamiento social y sinhogarismo
  • Viviendas con ausencia de climatización y/o difíciles de refrigerar
  • Exposición excesiva al calor por razones laborales
  • Actividades deportivas o de ocio de gran intensidad física
  • Contaminación atmosférica
  • Islas de calor (ambiente muy asfaltado, con pocas zonas de sombra y vegetación, etc.). Ver mapa con las zonas más vulnerables al calor de Vitoria-Gasteiz (pdf).
  • Exposición continuada durante varios días a elevadas temperaturas que se mantienen por la noche
  • Falta de adaptación de la población al clima local

Las temperaturas altas persistentes (temperaturas máximas y mínimas diarias anormalmente altas durante varios días) provocan el calentamiento de los edificios, lo cual conlleva la imposibilidad de conciliar el sueño.

Además las personas mayores, niños y niñas de corta edad, personas con determinadas enfermedades crónicas, pueden ver sus mecanismos de autorregulación descompensados.

La población diana a quien prestar especial atención es el grupo de personas de mayores de 80 años, y muy especialmente las que:

  • Viven solas, o con un cónyuge muy mayor o enfermo, o con escaso apoyo socio-familiar.
  • Tienen demencia o problemas cognitivos.
  • Padecen alguna enfermedad o invalidez grave.
  • Están en tratamiento con medicamentos vitales.
  • Han sido dadas de alta del hospital recientemente.
  • Viven en los últimos pisos de viviendas sin ascensor y sin aire acondicionado.
  • Con nivel socio-económico bajo.

4. Plan de Calor

Desde el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz hemos elaborado un Plan de actuaciones ante episodios de elevadas temperaturas para dar una respuesta rápida, eficaz y coordinada a estos episodios.

El plan incorpora recomendaciones y planes de acción dirigidos a la ciudadanía y a los servicios municipales. Ha sido aprobado en Junta de Gobierno Local con fecha 14/06/2024.

Con carácter general está activo desde el 1 de junio hasta el 30 de septiembre, si bien en caso de necesidad, se podría activar fuera de este periodo. Las acciones concretas se ponen en marcha cuando Euskalmet - Agencia Vasca de Metereología(Se abre en una ventana nueva) activa alertas por ola de calor.

Plan de calor de Vitoria-Gasteiz (pdf) - resumen ejecutivo

5. Comunicación

5.1. Vídeo de recomendaciones

https://www.youtube.com/watch?v=dVEkfPV2Otc(Se abre en una ventana nueva)

5.2. Comparte

Hazte eco de las recomendaciones:

6. Enlaces de referencia

6.1. Alertas e información metereológica

Las alertas son el sistema por el que conocemos las temperaturas altas extremas antes de que ocurran y nos preparamos para ellas. Según su magnitud, se clasifican en amarilla, naranja o roja.

Para consultar la predicción meteorológica, accede a: Euskalmet - Agencia Vasca de Metereología(Se abre en una ventana nueva) | Aemet – Predicción en Vitoria-Gasteiz(Se abre en una ventana nueva). O en Twitter en @Euskalmet(Se abre en una ventana nueva) y @112_SOSDeiak(Se abre en una ventana nueva).

6.2. Otros enlaces

Si la información de la página no responde a sus necesidades informativas, solicítela a través del Buzón Ciudadano.