Recomendaciones del Ayuntamiento ante el aviso de temperaturas altas extremas

El Ayuntamiento recomienda a la ciudadanía tomar precauciones ante la previsión de temperaturas muy altas o extremas, por los efectos negativos que pueden tener sobre la salud.

  • Las temperaturas altas extremas, (temperaturas máximas anormalmente altas) suponen un riesgo para las personas que realizan grandes esfuerzos físicos, trabajos pesados y deportistas. Una temperatura muy elevada produce pérdida de agua y electrolitos que son necesarios para el normal funcionamiento de los distintos órganos. Por ello, la exposición a temperaturas extremas puede provocar problemas de salud como calambres, deshidratación, insolación, golpe de calor (con problemas multiorgánicos que pueden incluir síntomas tales como inestabilidad en la marcha, convulsiones e incluso coma o muerte).
  • Las temperaturas altas persistentes (temperaturas máximas y mínimas diarias anormalmente altas durante varios días) provocan el calentamiento de los edificios, lo cual conlleva la imposibilidad de conciliar el sueño. Además las personas mayores, niños muy pequeños, personas con determinadas enfermedades crónicas, pueden ver sus mecanismos de autorregulación descompensados.
Umbrales en Vitoria-Gasteiz para temperaturas altas
Nivel amarillo Nivel naranja Nivel rojo
Temperaturas altas extremas Igual o superior a 35º Igual o superior a 37º Igual o superior a 39º
Temperaturas altas persistentes Uno o dos días Tres o cuatro días Cinco días o más

Consejos y recomendaciones

Ante la especial incidencia que las temperaturas van a tener estos días, se recomienda seguir una serie de consejos básicos:

Beber más líquidos
  • Beba agua de manera constante y a lo largo de todo el día sin esperar a tener sed, le ayudará a recuperar las pérdidas por el sudor.
  • Evite consumir bebidas que contengan cafeína, alcohol o demasiado azúcar. No calman la sed y le hacer perder más líquidos corporales.
  • Consulte a su médico si le ha limitado la cantidad de líquido que puede beber o le ha recetado diuréticos.
Alimentación
  • Aumente el consumo de ensaladas, verduras y frutas, conseguirá reponer las sales minerales que se pierden por el sudor.
  • Evite las comidas grasas y demasiado abundantes puesto que dificultan la adaptación al calor.
En casa
  • Cierre las ventanas y baje las persianas sobre las que dé el sol.
  • Aproveche los momentos de menos calor para ventilar y refrescar la casa.
  • Si nota mucho calor, tome duchas o baños fríos o refrésquese el cuerpo, sobre todo cara y manos. Procure tener un ventilador en la estancia donde se encuentre.
Use ropa apropiada
  • Ropa holgada, ligera, de colores claros.
  • Calzado cómodo y fresco.
Protéjase del sol
  • Durante las horas de más calor, procure no salir a la calle, si no es necesario.
  • Si tiene que salir, lleve la cabeza cubierta, use gafas de sol y protector solar.
  • Evite el sol y busque la sombra.
  • Procure no hacer actividad física intensa y prolongada en las horas de más calor.
  • Si no tiene más remedio que trabajar a pleno sol, cubra su cabeza con un sombrero y su cuerpo con ropa ligera muy transpirable. Beba abundante agua, de 2 a 4 vasos de agua fresca por hora.
  • NUNCA se quede o deje a alguien en un vehículo estacionado y cerrado, aunque esté a la sombra.

Cuide de las personas más frágiles

Preste especial atención a bebés y niños pequeños, mayores y personas con enfermedades que puedan agravarse con el calor y la deshidratación como, por ejemplo, las enfermedades cardíacas.

Las personas mayores, sobre todo las que viven solas o son dependientes, pueden tener dificultades en adoptar medidas protectoras, por lo que deberían ser visitadas por un miembro de la familia, amigo, vecino y, en su caso, solicitar la colaboración de los servicios sociales.

Mantenga sus medicinas en lugar fresco, el calor puede alterar su composición y su efecto.

Medidas a tomar en caso de golpe de calor

Los efectos negativos de las altas temperaturas se pueden manifestar en forma  de mareos, debilidad, fatiga, náuseas, o incluso el desmayo.

La insolación también esta asociada a las altas temperaturas, y cursa con piel enrojecida, caliente y seca, pulso rápido o dolor intenso de cabeza. En estos casos, se  recomienda mantener a la persona en sitio fresco, con la cabeza cubierta, colocarle en las axilas compresas mojadas y frías y darle de beber agua con sal y bicarbonato.  No obstante, si los síntomas persistieran en el tiempo se recomienda consultar a su médico de cabecera.

En caso de emergencia, llame al 112.

Si la información de la página no responde a sus necesidades informativas, solicítela a través del Buzón ciudadano.