Tu perro es tu responsabilidad: en la ciudad, el perro siempre atado

Los perros, con correa

Las Ordenanzas Municipales establecen que, con carácter general, los perros deben estar controlados y sujetos mediante cadena, correa u otro sistema adecuado, de una longitud máxima de dos metros, en vías, parques y espacios públicos urbanos. La permanencia de animales sueltos en zonas no acotadas especialmente para ello es constitutiva de una infracción leve, que conlleva una sanción de hasta 750 €.

¿Y dónde puedo llevar a mi perro suelto?

La Ordenanza Reguladora de la Protección y Tenencia de Animales establece que mediante decreto se establecerán las zonas acotadas de la ciudad en las que los perros no clasificados como potencialmente peligrosos podrán estar sueltos (los perros potencialmente peligrosos deben ir atados siempre). El Decreto de Alcaldía del 9 de octubre de 2017 establece cuáles son las zonas en las que se puede llevar al perro sin correa así como las excepciones (básicamente, entornos verdes muy transitados).

Si la información de la página no responde a sus necesidades informativas, solicítela a través del Buzón ciudadano.