Rendición de cuentas de la Agenda Vitoriana 2019-2023 - Metodología

La Agenda Vitoriana es el plan de mandato para el período 2019-2023 y recoge las principales iniciativas que va a poner en marcha el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz durante el período. El Plan se materializa en 86 compromisos, agrupados en 18 líneas estratégicas que se agrupan, a su vez, en torno a 6 grandes ejes.

La metodología diseñada para la rendición de cuentas permite comprobar el porcentaje de ejecución de cada uno de los compromisos de forma individualizada, con acceso a aquellas evidencias que constatan dicho grado de cumplimiento. Para homogeneizar la información de evolución de todos los compromisos listados, se han clasificado en un total de siete categorías: cada una con sus correspondientes estados de ejecución:

  • Elaboración de planes, programas o estrategias. Esta tipología se aplica en aquellos compromisos que se materializan en la creación de planes, estudios, estrategias... Los estados de ejecución recogen el proceso, desde que se anuncia que se va a iniciar los trabajos, hasta la publicación y difusión del documento resultante.
  • Marcos de trabajo y colaboración institucional. Bajo esta tipología se agrupan aquellas acciones que suponen un compromiso del Ayuntamiento para coordinarse con otras instituciones, para intercambiar información, alcanzar acuerdos... El grado de cumplimiento del compromiso depende de si se trata de alcanzar acuerdos o firmar convenios para crear alguna estructura nueva o si esa estructura ya existe y el compromiso municipal es realizar acciones concretas en ese marco de trabajo. En cualquier caso, se estima cumplido el compromiso cuando se puede evidenciar que el Ayuntamiento ha realizado la parte que le corresponde.
  • Actualización de normativas, procedimientos, ordenanzas, convenios, etc. En este caso, el compromiso asumido tiene que ver con actuaciones en el ámbito administrativo y el desarrollo de ordenanzas, regulaciones y similares. El compromiso estará cumplido (al 100%) cuando se produzca una publicación en boletines oficiales o, si no es necesaria esa publicación, cuando entre en vigor.
  • Puesta en marcha de nuevos servicios. El Ayuntamiento asume el compromiso de poner en marcha un nuevo servicio para la ciudadanía. Es necesaria una definición del mismo, dotarle de recursos y comenzar su prestación. El compromiso estará cumplido cuando dicho servicio funcione de manera continuada.
  • Mejora o renovación de servicios ya existentes. En este caso, el compromiso pasa por realizar cambios en servicios que ya funcionan. Se realiza un diagnóstico, se detectan áreas de mejora, se realizan los trámites necesarios (incluyendo dotación presupuestaria, licitaciones, contratos...) y se ponen en marcha las mejoras. El 100% de cumplimiento se considera cuando se realiza una evaluación final del resultado de las mejoras introducidas.
  • Creación y/o mejora de infraestructuras. Bajo este epígrafe, aparecen aquellas acciones que suponen un compromiso municipal para realizar obras, intervenciones puntuales, reformas de instalaciones... La evolución del cumplimiento sigue la secuencia de la licitación de obras y finaliza con la entrega de la obra.
  • Comunicación, promoción y/o sensibilización. Los compromisos de esta tipología tienen que ver con acciones de comunicación con la ciudadanía. Cumplir el compromiso supone realizar una evaluación del desarrollo de la campaña o acción.

La clasificación de los compromisos en líneas y retos estratégicos permite conocer el porcentaje de ejecución de cada línea y de cada eje, así como un porcentaje general de cumplimiento de todo el Plan estratégico. Existen, además, otras dos posibilidades de consultar el grado de ejecución: según las tipologías de los compromisos y según los Departamentos o servicios municipales responsables.

Sobre los estados de ejecución

Cuando un compromiso aparece como "Descartado" no se tiene en cuenta para el cálculo del porcentaje de evolución de la línea, eje o Plan. En el resto de casos, y para poder ofrecer la información de manera ágil y más comprensible, se han establecido una serie de "estados" de evolución del compromiso, a los que corresponde un porcentaje. Esos estados son propios de cada tipología y pueden verse en el detalle de cada compromiso.

A medida que se incrementa el porcentaje de ejecución de cada compromiso (a medida que pasa de un estado a otro) se aportan evidencias (principales o secundarias) que demuestran el estado alcanzado. Estas evidencias pueden ser publicaciones oficiales, informes, planes, contratos, notas de prensa, contenidos específicos en la web, etc.

Si la información de la página no responde a sus necesidades informativas, solicítela a través del Buzón ciudadano.