Publicada una norma UNE para toallitas desechables

22 de enero de 2020

Preocupa el uso generalizado de toallitas desechables a través del inodoro

Los operadores de los servicios de agua urbana llevan tiempo mostrando su preocupación por el uso generalizado de toallitas desechables a través del inodoro. Además de su fuerte impacto ambiental, originan importantes atascos en las redes de alcantarillado y un incremento del gasto anual en miles de millones de euros en todo el mundo en el mantenimiento de tuberías y colectores. Responder con claridad a la pregunta de qué se puede tirar o no por el retrete resulta fundamental para evitar estos problemas.

Por este motivo, un Comité Técnico liderado por la Asociación Española de Abastecimientos de Agua y Saneamiento (AEAS), presentó en abril el estándar UNE 149002, “Criterios de aceptación de productos desechables vía inodoro”. Se trata de una norma impulsada por los sectores españoles del agua y del papel que indica que las toallitas húmedas y cualquier otro producto susceptible de ser desechado por el inodoro deben cumplir varios requisitos respecto a su composición y su capacidad de sedimentación, dispersión, desintegración y biodegradación. Asimismo, la norma determina cómo se deben etiquetar y qué mensajes se pueden trasladar en la comercialización de este tipo de productos de uso habitual en el cuarto de baño, con el fin de evitar que terminen en el inodoro productos que se presentan implícita o explícitamente como desechables, pero que no cumplen los requisitos exigidos y, por tanto, no son respetuosos con el Medio Ambiente.

AMVISA ha firmado la declaración de adhesión a la campaña de sensibilización impulsada por el sector del agua urbana “No alimentes al monstruo de las cloacas”, sobre los productos no aptos para desechar por el inodoro.

En consecuencia, ante el uso de toallitas u otros productos distintos al papel higiénico, instamos a la población a asegurarse de que sean realmente desechables leyendo con atención la información de las etiquetas, y a evitar la eliminación por el inodoro de cualquier producto que no acredite el cumplimiento de la norma aprobada. Ante la duda, la mejor opción siempre es tirarlo al cubo de la basura.

Información relacionada

Si la información de la página no responde a sus necesidades informativas, solicítela a través del Buzón ciudadano.