Realidad compleja de la violencia machista

El sistema heteropatriarcal otorga a unos y a otras roles, normas y valores de género en función del sexo biológico con el que nacemos. Este sistema binario presupone la superioridad de los hombres con respecto a las mujeres y es excluyente de la diversidad humana porque presupone además la heterosexualidad de las personas, no contempla los cuerpos que no se corresponden con esta división, ni los cuerpos que asumen géneros diferentes a los que la sociedad les ha asignado, discriminando a mujeres, lesbianas, gays, personas trans... Ello genera una serie de opresiones que se traducen en violencia machista hacia ellas.

Nuestro ayuntamiento, consciente de la gravedad de este problema social y en respuesta al mandato que le otorga el marco legal vasco y estatal en materia de violencia de género, muestra su voluntad y compromiso para enfrentarlo de manera coherente, superando las meras acciones puntuales y aisladas. Así mismo, el Servicio de Igualdad es responsable de impulsar la investigación, la prevención, la formación y la mejora de detección y atención a las víctimas que enfrentan la violencia machista para ofrecerles una respuesta lo más integral y coordinada posible.

Acotando el término

La Ley vasca 4/2005 para la Igualdad de Mujeres y Hombres considera violencia contra las mujeres cualquier acto violento por razón del sexo que resulte, o pueda resultar, en daño físico, sexual o psicológico o en el sufrimiento de la mujer, incluyendo las amenazas de realizar tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad que se produzcan en la vida pública o privada.

En los últimos años, cuando la lucha contra la violencia hacia las mujeres, en todas sus formas, ha ganado visibilidad, se empieza a considerar como violencia machista aquella que no sólo enfrentan las mujeres por el hecho de serlo y que denominamos violencia contra las mujeres, sino también aquellas que enfrentan las personas que transgreden los mandatos sociales de cómo debe ser y comportarse un hombre o una mujer. Nos estamos refiriendo a la violencia que sufren las personas gays, lesbianas, bisexuales, transexuales, intersexuales o transgénero.

Sin obviar esta amplitud de mirada a la hora de considerar las diversas formas que adopta la violencia machista, la atención institucional está centrada principalmente en la violencia o maltrato que se da en el ámbito de la pareja o expareja por ser la forma más reconocida y extendida. Una centralidad que está siendo objeto de revisión para poder a tender a todas las formas de expresión que la violencia machista adopta.

Tu opinión nos importa

Ayúdanos a mejorar. ¿Te ha resultado útil esta información?            

Si quieres también puedes hacernos llegar tus comentarios.
Es necesario que te identifiques.

Es posible determinar que el asunto sea público. De este modo otros ciudadanos y ciudadanas podrán acceder a él y a las respuestas que se aporten desde el Ayuntamiento; igualmente otros ciudadanos y ciudadanas podrán añadir más comentarios si así lo desean. Si el asunto es calificado como privado, únicamente se podrá acceder a él y a las respuestas proporcionadas por el Ayuntamiento mediante un identificador único que se proporcionará al crear el asunto.

Estado de ánimo

Otro dato de contacto: