Publicación sobre el Centro de protección animal en la revista municipal "La máquina de café" - Noviembre de 2005

Aunque lo conocemos desde el año 1.983, como lugar de recogida y entrega de animales perdidos y abandonados. No es hasta 1.989 el Ayuntamiento cuando se hace cargo de las instalaciones y de los animales del centro. Desde entonces y hasta el día de hoy el cambio a fecha de hoy es abismal, pasando de ser un lugar donde los animales no tenían ningún derecho a ser un centro de acogimiento, donde los animales sin dueño tienen sus derechos legítimos.

Dentro, trabajamos un colectivo que está compuesto de tres ayudantes de oficio, un oficial de mantenimiento y un veterinario, ofreciendo un servicio de 24 horas, para la recogida urgente de animales perdidos, abandonados o accidentados en la vía pública. Para ello trabajamos estrechamente con el 092, el 112, el 010 y la Guardia Civil del Condado de Treviño, proporcionando una cobertura territorial que alcanza toda la provincia de lava y el Condado de Treviño, sin olvidar por supuesto, nuestra ciudad de Vitoria-Gasteiz.

Las labores diarias primordiales en el C.P.A. son la recogida de animales y la limpieza, desinfección y desinsectación de las instalaciones. Funciones que se realizan todos los días del año. Para entrar en el centro, los animales tienen que pasar por un riguroso control de desinfección, desparasitación y vacunación. Su ubicación en las áreas de correspondientes, depende de su sexo, tamaño, y comportamiento hacia los otros animales.

SABÉIS QUE ANUALMENTE MANIPULAMOS más de 1.500 perros, 400 gatos, 2.000 palomas y animales de otras especies como ciervos, tortugas, chotacabras, caballos, cigüeñas, serpientes corales, etc.? Sabéis que cuando una persona tiene problemas con los animales es cuando realmente se acuerdan de nosotros? La cuestión que nos planteamos a veces es, cómo nos ver n el resto de nuestros/as compañeros/as del Ayuntamiento? ¿Cómo nos ven? Y en realidad, ¿cómo somos?

A veces, tenemos la impresión de ser contemplados bajo un punto de vista negativo, cuando se hace referencia a nosotros como los perreros o los de la perrera , asociándonos a un lugar negro, oscuro, con rejas, suciedad, malos olores e incluso muerte, cuando en realidad, hace mucho tiempo que la vieja perrera se transformó en el centro de protección animal, donde la muerte se está transformando en vida y, donde los medios disponibles son cada d a un poco mejores. Estamos adaptándonos constantemente a esta nueva sociedad, que cada día está más preocupada por los animales que nos rodean y que afortunadamente nos exige un poco m s en nuestro trabajo diario.

Esta claro, que para trabajar en el Centro de Protección Animal te tienen que gustar los animales de todo tipo. Tienes que tener cierta sensibilidad especial, paciencia, y por supuesto, mucha entrega y dedicación. Procuramos siempre que la permanencia del animal sea lo más grata y cómoda posible. En realidad, toda esta dedicación, nos la devuelven nuestros animales, haciendo que nos sintamos afortunados de trabajar en este lugar.

TAMBIÉN EXISTE UN LADO MENOS AMABLE de nuestro trabajo. Tenemos que estar preparados para situaciones que se nos presentan diariamente, que entrañan cierto riesgo y dificultad, bien sea por el comportamiento agresivo del animal o por el lugar donde se realiza la captura. A veces, nos cuesta creer que seamos capaces de realizar determinados servicios, aunque cuando ya todo ha terminado, lo comentas con tus compañeros y te ríes.

Debemos además conocer la normativa legal para aplicarla, e informar correctamente a los propietarios de los animales de sus obligaciones y de los derechos del animal.

También es interesante que sepáis que, desde el Centro de Protección Animal, en colaboración con la Policía Local de Medio Ambiente, perseguimos decididamente el maltrato o la negligencia hacia los animales.

Actualmente y gracias a las nuevas tecnologías informáticas y logísticas, trabajamos con asociaciones protectoras a nivel estatal y europeo, para la recolocación de animales. Cabe mencionar especialmente a la A.P.A. SOS Vitoria(Se abre en una ventana nueva).

Para todos aquellos que queráis conocernos mejor o, colaborar activamente, podéis contactar con nosotros a través de la página web: www.vitoriagasteiz.org/cpa.(Se abre en una ventana nueva)

Para despedirme, únicamente quería desearos que, al final de vuestra jornada, la labor que hayáis realizado haya sido tan gratificante como la mía.

Javier Sanz Bravo. Centro de Protección Animal

Información relacionada

Si la información de la página no responde a sus necesidades informativas, solicítela a través del Buzón ciudadano.