Gorka Urtaran Agirre - Alcalde de Vitoria-Gasteiz

Urtaran

Hablando en primera persona

Digo con orgullo que soy de Vitoria-Gasteiz. He tenido la gran suerte de que todo lo más importante de mi vida me ha ocurrido aquí, en Vitoria. Aquí nací y crecí, viví con mi familia e hice mis amistades. En Gasteiz he reído y también llorado. La gran mayoría de mis recuerdos se ubican en alguna calle, plaza o barrio de nuestra querida ciudad. Aprendí a aprender, primero en el colegio San Viator. Poco después, nos fuimos a vivir al centro. Me encantaba ir a comer donde mi tía abuela en El Pilar, que estaba más cerca y me permitía quedarme más tiempo jugando en el colegio y sus alrededores. Después, seguí cursando mis estudios en el Instituto Los Herrán, antes de ingresar en la Universidad. Allí aprendí que en la educación pública hay grandísimos profesionales y, también que en esta vida nadie te regala nada, que tus problemas los tienes que resolver por ti mismo. Estudié euskera hasta obtener el EGA en IKA, primero en la Pinto y luego en Reyes Católicos. También hice, aunque con menos éxito, varios cursos de inglés en el Instituto de Idiomas, que entonces estaba en la calle San Prudencio.

Vibro cada 4 de agosto en la Plaza de la Virgen Blanca, cada 28 de abril en Armentia, cada primer lunes después de la Virgen de septiembre en Olarizu, cada 5 de enero en la cabalgata de Reyes y ahora también cada 24 diciembre con Olentzero. He disfrutado de muchos fines de semana en el Casco y en las fiestas de nuestros barrios, especialmente en Judimendi y Adurza. He disfrutado de magníficos paseos a pie y en bici en los Montes de Vitoria. En el Paseo de la Senda he desgastado algún que otro par de zapatillas corriendo hasta el Santo y en el Estadio he disfrutado de sus piscinas y su frontón. En Mendi he botado en su "general" e incluso celebrado algún ascenso (¡a 2ºB!) a ritmo de "Los Inhumanos". Pero principalmente disfruto con las personas, con muchos y muchas gasteiztarras con los que he compartido y comparto mi vida y, sobre todos ellos, con Elisa, mi mujer. Aquí, en Vitoria-Gasteiz, también me enamoré y me casé. Y aquí han nacido las tres personas más importante de nuestras vidas: nuestros tres hijos: Ion, Iker e Ibai.

Así he vivido y sigo viviendo Vitoria-Gasteiz, la mejor ciudad del mundo.

Si la información de la página no responde a sus necesidades informativas, solicítela a través del Buzón ciudadano.