Contaminación atmosférica - Contaminación por olores

El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, consciente de la preocupación ciudadana que despiertan los malos olores, controla las emisiones de este tipo que produce la industria, a pesar de que todavía no existe una normativa específica que las regule. Este control lo efectúa especialmente en aquellas actividades industriales más próximas a la zona residencial como los polígonos de Betoño, Gamarra y Arriaga.

La técnica de análisis por la que ha optado el Ayuntamiento para medir la contaminación por olores que, aunque no supone un riesgo para la salud, genera molestias que disminuyen la calidad de vida, es la olfatometría dinámica.

La olfatometría es una herramienta de medición que relaciona el origen de los malos olores y su afectación en el entorno mediante la creación de modelos de las emisiones. Esto permite generar unos mapas que reflejan las líneas de los diferentes niveles de olor en los alrededores de cada actividad. A partir de estos datos, se puede constatar la evolución a lo largo del tiempo y la eficacia de las medidas correctoras que se establecen en cada actividad. De ahí la eficacia de la olfatometría para solucionar o minimizar los problemas de contaminación por olores.

Este sistema está regulado por la Norma Europea EN 13725 "Calidad del aire- Determinación de la concentración de olor por olfatometría dinámica", de febrero de 2004, y permite abordar de forma objetiva el problema de la contaminación ambiental por olores.

Información relacionada

Si la información de la página no responde a sus necesidades informativas, solicítela a través del Buzón ciudadano.