Mitos y realidades sobre la violencia contra las mujeres

El maltrato hacia las mujeres está rodeado de mitos que dificultan la percepción de la realidad a las víctimas.

La sensibilización social ante el problema de la violencia contra las mujeres es un factor determinante para su erradicación. Analizar las propias ideas, prejuicios y mitos puede ser una ayuda para desterrar planteamientos falsos arraigados en la sociedad.
Lee con atención las siguientes afirmaciones:

  • Mito: Ha ocurrido sólo una vez, no ocurrirá más.
    • Realidad: La violencia doméstica no es un incidente aislado. Normalmente forma parte de un patrón de violencia que irá en aumento.
  • Mito: Sólo cierto tipo de hombres abusan de sus parejas.
    • Realidad: No existe un tipo de abusador. La edad, constitución, raza, religión o forma de ser no son factores determinantes.
  • Mito: Los hombres que maltratan son enfermos mentales.
    • Realidad: No existe relación causa-efecto entre la enfermedad mental y violencia doméstica. La violencia está motivada por un deseo de controlar y mantener el poder sobre la mujer.
  • Mito: Los hombres que asaltan o abusan de sus parejas son violentos por naturaleza.
    • Realidad: La mayoría de los hombres que abusan de sus parejas no se muestran violentos fuera del hogar.
  • Mito: Los hombres que maltratan han sido maltratados en la infancia.
    • Realidad: No existe evidencia alguna de que exista un ciclo de abuso. La mayoría de hombres y mujeres abusados en la infancia no optan por abusar en la edad adulta. Es más, si fuera así habría un mayor número de maltratadoras.
  • Mito: La violencia hacia las mujeres está provocada por el alcohol.
    • Realidad: Un gran número de hombres violentos atacan cuando están sobrios. El alcohol es una excusa más que usan los hombres violentos para justificar sus acciones y no hacerse responsables de ellas.
  • Mito: Si hubiera sido tan violento, ella lo habría denunciado antes.
    • Realidad: El 46% de las mujeres no denuncian la violencia que sufren por miedo a represalias, y una gran mayoría porque piensan que no van a ser creídas o tomadas en serio, o no saben salir de la situación dado su estado emocional.
  • Mito: Algo habrá hecho ella.
    • Realidad: No hay excusa para justificar la violencia.
  • Mito: Los hombres también son agredidos por sus parejas.
    • Realidad: Los archivos policiales muestran que el 99% de la violencia en la pareja la realiza el hombre hacia la mujer.
  • Mito. Cuando una mujer dice no, en realidad quiere decir sí.
    • Realidad. Muchos hombres creen que las mujeres dicen no cuando desearían decir que sí. Pero un hombre nunca tiene derecho a ir en contra de los deseos de la mujer o de mantener relaciones sexuales sin su consentimiento. Cuando una mujer dice no, o no explicita su consentimiento, significa no.
  • Mito: La violación ocurre a manos de extraños.
    • Realidad: El 83% de las mujeres son violadas por alguien a quien conocen y en quien confían. El 20% son amigos/novios y el 33% esposos. El resto son conocidos.
  • Mito: Una vez que un hombre está excitado, no puede hacer nada por controlar su necesidad sexual.
    • Realidad: No hay excusa para justificar la violación.
  • Mito: La mujer estaba borracha/drogada/tenía mala reputación/ vestía provocativa/le sedujo. Él le dio lo que estaba pidiendo.
    • Realidad: Estos hombres intentan desacreditar a la mujer a la que violan para justificar su delito. Ninguna mujer pide o se merece que la violen o agredan sexualmente.
   

Your opinion matters to us

Help us improve. Did you find this information helpful?

If you prefer, you can send usyour comments.
You need to login.

Fields marked with an asterisk are required.